Todo el mundo puede ayudar a un record – Parte I

foto 1-2

Esta es la historia narrada por Agustin Zulueta, quien diseñó el piolet que Kilian utilizó durante el récord del McKinley.

Agustín Zulueta es ingeniero industrial, y especialista en materiales compuestos. En el mundo de la náutica de alta competición, Agustín ha formado parte de equipos de alta competición, y fue director general técnico-deportivo del Desafío Español 2007. Actualmente es Director General Técnico Deportivo del Desafío Español en la 33 Edición de la America’s Cup. Apasionado de la montaña, comparte mucho de los valores que inspiran a Kilian. 

Primeros contactos y la gestación de un sueño

Hace un año estaba en la Aiguille du Midi cuando el alpinista Jordi Corominas, guía y amigo de Kilian, se fijó en el piolet de carbono que llevaba y me preguntó de donde lo había sacado. Cuando le dije que me lo había hecho yo mismo, me comentó que si conocía el proyecto de Summits of My Life. Le dije que por supuesto, que era una referencia y que estaría encantado de ayudarle en lo que fuera posible.

Al cabo de tres meses recibí una llamada de Kilian, quien me preguntó si yo construía piolets. Yo le dije que no, que sabía como hacerlo y que su proyecto me motivaba muchísimo. Después de hablar un poco, teníamos un reto entre manos:

CONSTRUIR UN PIOLET VANGUARDISTA, QUE NO EXISTIERA, FIABLE Y SOBRETODO MUY MUY LIGERO.

Por deformación profesional lo primero que hice fue un planing, incluyendo un plan de diseño de un primer prototipo, pruebas, etc para así poder llegar al Mckinley creando hasta cuatro unidades del piolet.

El primer prototipo: 263gr de carbono

Curiosamente, finalmente Kilian utilizó la peor pieza, pero eso sí, pesaba 30 gramos menos que el resto: 263 grs de carbono de los cuales 140 eran de la hoja! Seguramente hay algún piolet similar en cuanto a peso en el mercado, pero son muy frágiles y utilizados para otras rutas y exigencias.

El primer prototipo viajó de los Pirineos a los Alpes, y ante la dificultad de contar con Kilian para hacer los tests entró en acción Nacho Morales, esquiador de montaña y amigo de ambos. Empezamos por probar el piolet a tracción, geometría y empuñadura. Fue entonces que nos dimos cuenta que habíamos hecho un buen trabajo, pero que todavía nos quedaba mucho por hacer, y es que no solo había que hacer algo bueno si no que además debía ser un piolet específico para una vía concreta del Mckinley.

Segundo prototipo con nuevas mejoras

Empezamos entonces el segundo prototipo, en el que incluimos una nueva geometría un nuevo puño y, lo más importante, modificamos el esquema de laminado….Vaya, que lo único que mantuvimos del primer prototipo es el regatón, que decían los expertos que era “brutal”.

Fue en este punto quien entró un tercer personaje en acción, Guillermo Poncinibio, experto en la fibra de carbono que nos brindó una gran ayuda para mejorar la calidad del producto final.

Llegados a ese punto, teníamos la duda de si debíamos construir o no un molde. Esto nos implicaba más inversión y sobretodo más horas de diseño, ya que una vez construido sería difícil de variar la geometría o el laminado. Pero, igual que el proyecto Summits of My Life nosotros también queríamos ser ambiciosos, ¡así que decidimos tirar para adelante! Pero solo nos quedaban dos meses, ¡así que a correr como Kilian!

Segunda parte pronto…

Mientras, ¿Has visto las historias del McKinley?

Película Déjame Vivir – segundo año del proyecto Summits of My Life

IMG_1056

Be Sociable, Share!

    One Response to Todo el mundo puede ayudar a un record – Parte I

    1. Pingback: Todo el mundo puede ayudar a un record II (versión castellana) » Summits of My Life

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    Go to top